13 momentos clave de música universal (y no son de Kubrick)

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ya sabéis que no me gusta hablar de música “clásica”. Prefiero sustituir ese término por “génesis” o “universal”, pues se ajustan más a la realidad. Toda la que escuchamos es una evolución fruto de siglos y no hay rincón del planeta en el que no se conozca alguna obra de los considerados grandes compositores.

Las bandas sonoras también han recurrido a este género. Sabemos la predilección que Stanley Kubrick sentía por él. Pero hay muchos más ejemplos fuera de este cineasta. Algunos de ellos incluso suenan en escenas memorables de las películas que ambientan. Veamos una docena, dejando aparte biopics de propios autores de esa música universal:

1.- Johannes Brahms: El gran dictador (1940)

Sin saber aún hacia qué bando se decantaría la II Guerra Mundial, Charles Chaplin se atrevió a parodiar al mismo Hitler. Aunque a lo largo de la película también destacan otras escenas geniales. Como ésta del afeitado en la barbería al ritmo de la dinámica “Danza Húngara nº 5”.

2.- Sergei Rachmaninov: La tentación vive arriba (1955)

El músico ruso es objeto de un profundo flirteo intelectual entre el protagonista y su explosiva vecina interpretada por Marilyn Monroe, a raíz del primer movimiento de su “Concierto para piano y orquesta nº 2”. Cine inteligente como siempre el de Billy Wilder, hasta para elegir el fondo sonoro.

3.- Piotr Illych Tchaikovsky: Una tumba al amanecer (1967)

“El lago de los cisnes” intenta encubrir una fuga en esta olvidada película de Ralph Nelson sobre una orquesta retenida por un melómano nazi. El tema ya fue habitual al comienzo de todas las películas clásicas de terror de la Universal en los años 30, así como sigue sonando en cualquiera sobre ballet (como “Billy Elliot”).

4.- George Gershwin: Manhattan (1979)

¿Qué mejor compositor podía elegir Woody Allen para filmar su canto de amor a la ciudad de los rascacielos? Y, si Gershwin estaba presente en la banda sonora, no podía faltar su famosa “Rhapsody in blue”. De hecho, le sirve como carta de presentación sobre Nueva York.

5.- Richard Wagner: Excalibur (1981)

John Boorman pretendía ser fiel al mito artúrico, incluso en la música. Así que escogió al autor que más ha compuesto sobre los caballeros de la Mesa Redonda, sus leyendas y la mitología. Aunque casi todo el mundo asocie a la película el “O Fortuna” del “Carmina Burana” de Carl Orff.

6.- Ludwig Van Beethoven: Misery (1990)

El pausado primer movimiento de la sonata “Claro de luna” ha sido utilizado en muchas películas. Pero, en mi opinión, nunca como Rob Reiner lo planificó: Anticipando una escalofriante escena que contrasta con esa previa tranquilidad. No hago spoiler por si no la habéis visto. Prefiero que os relajéis, incluso interpretada por otro psicópata de culto.

7.- Franz Schubert: La muerte y la doncella (1994)

Roman Polanski adaptó para el cine la obra de teatro del chileno Ariel Dorfman – guionista también de la película – en la que este cuarteto para cuerda del mismo nombre cobra un especial protagonismo en las escenas más tensas.

8.- Johann Sebastian Bach: Casino (1995)

Hasta Martin Scorsese se animó a introducir música universal en esta película. Para el recuerdo la icónica y decisiva escena en la que suena el impactante coro “Wir setzen uns mit Tränen nieder”, de “La Pasión según San Mateo”, mientras el director nos retrotrae a los títulos de inicio.

9.- Giovanni Battista Pergolesi: Dogville (2003)

Otro compositor barroco que se convierte casi en un actor más de esta película experimental de Lars Von Trier. Su “Stabat Mater” sustenta la banda sonora durante larga parte del metraje. Basta un breve fragmento para reconocer la obra. A lo largo de la película también acompañan otros autores como Vivaldi.

10.- Giacomo Puccini: Mar adentro (2004)

Todo el mundo sabe que el “Nessun dorma” de “Turandot” es una de las arias cumbres para tenor. Tal vez por eso Alejandro Amenábar la consideró idónea para que Javier Bardem “volara” durante un sueño de Ramón Sampedro.

11.- Henry Purcell: El hundimiento (2004)

“When I am laid” simboliza el lamento de Dido cuando Eneas abandona Cartago en la ópera del autor inglés que lleva por título el nombre de estos dos personajes. Un paralelismo instrumental con las sensaciones del Führer durante los últimos días en su búnker, según Oliver Hirchsbiegel.

12.- Gabriel Faure: Il Divo (2008)

Un Maquiavelo contemporáneo. Así definían a Giulio Andreotti, controvertido Primer Ministro italiano al que se relacionó con la Mafia. Por su parte Paolo Sorrentino, el director, describe al personaje mediante la famosa “Pavane” del compositor impresionista. Una pieza que el internacional y homónimo cuarteto operístico también versiona en su tema “Isabel”.

13.– Wolfgang Amadeus Mozart: Durante la tormenta (2018)

Oriol Paulo deja a la imaginación del espectador la macabra atrocidad que va a perpetrar el personaje de Javier Gutiérrez, mientras escucha este “Rex tremendae” del “Requiem”. Un fragmento muy apropiado para una escena en verdad tremenda y muy relacionada con la muerte.

 

Como podéis comprobar, la música universal lleva años en las películas; y sigue y seguirá vigente en el cine. No en vano se considera que las bandas sonoras actuales son su prolongación en el S. XXI. Además, varios de estos compositores repiten en otros títulos, lo cual prueba que para nada están anticuados.

 

 

 

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin