9 bandas sonoras de películas navideñas desapercibidas

Tiempo de lectura: 3 minutos

Seguro que estos días alguien habrá revisado los típicos – y tópicos – clásicos navideños. Pero es probable que haya pasado por alto otros títulos que, pese a no ser considerados como tales, también transcurren o incluyen escenas importantes entre el 24 y el 31 de diciembre. Varios contienen mucha acción, otros menos; pero todos tienen un común denominador: Buena música.

Hagamos un repaso cronológico por esas películas.

  • El apartamento (1960)

No os dejéis engañar por Billy Wilder. Algunas de sus comedias también tienen un fondo dramático. Una de ellas es, sin duda, “El apartamento”. ¿O acaso no os acordáis del pobre C. C. Baxter pasando frío en Nochebuena, mientras presta su modesto pisito a los jefes para que puedan echar una “canita al aire”? Una triste situación que Adolph Deutsch reflejó igual en la banda sonora.

  • La aventura del Poseidón (1972) 

El espectador empatiza tanto con los pasajeros que intentan huir de la catástrofe, que acaba olvidando que minutos antes de la inundación se encontraban celebrando la gala de Nochevieja en el salón inferior de este crucero. Una trepidante epopeya por la supervivencia, acorde con la música de John Williams en aquellos años 70 previos a su alianza con Spielberg, de los que ya os expliqué aquí.

  • Arma letal (1987)

El comienzo de esta película tiene un ambiente navideño, como ya avisa Bobby Helms con su célebre “Jingle Bells Rock”, insertado por Michael Kamen en la banda sonora.

  • La jungla de cristal (1988)

Sólo un año después, el mismo Kamen colaboró en otro thriller localizado en un centro comercial durante las compras de Navidad. Claro que lo que el  público demandaba era ver a Bruce Willis haciendo frente a unos terroristas. Cuándo era lo de menos.

  • Solo en casa (1990)

No todo el mundo recuerda que el bueno – por entonces – de Macaulay Culkin se quedó en Chicago por un descuido de su familia ficticia cuando ésta viajó a Francia para pasar sus vacaciones… de Navidad. Aunque seguro que los ladrones interpretados por Joe Pesci y Daniel Stern, sí. De nuevo suena la música de John Williams, siendo “Somewhere in my memory” su tema más destacado.

  • Los amigos de Peter (1991)

Kenneth Branagh dirige un reparto coral – en el que también participa como actor – para relatar la reunión de un grupo de amigos que reciben el nuevo año en la mansión de uno de ellos. Una película muy británica y con una banda sonora a cargo de Queen, Eric Clapton, Elton John, Bruce Springsteen, Tina Turner, Pretenders, Nina Simone, Tears for Fears

  • Batman vuelve (1992)

Una Gotham iluminada en estas fiestas es el contexto en que los padres de Oswald Cobblepot arrojan a las frías aguas del río el carrito que porta a su hijo, tras comprobar que es un monstruo capaz de matar al gato junto al árbol de Navidad. Que el niño crezca junto a los pingüinos en las alcantarillas será decisivo en la trama. Tan oscura como esta solución es la banda sonora de Danny Elfman, de quien ya os hablé aquí.

  • Perdiendo el norte (2015) 

Si bien la película empieza antes de estas fechas, la escena clave en que Carla y Hugo viven su particular tour berlinés sí sucede en Nochebuena. Acompañados además por la canción de Rozalén que se titula como la capital alemana, incluida entre la música de Juanjo Javierre. “Cinema Paradiso” sería un símil, pero en Nochevieja (tal y como podéis ver en la escena que proyecto al interpretar el tema de amor de los Morricone).

  • Green Book (2018) 

Una gira de conciertos por el sur profundo y racista de los Estados Unidos en la Navidad de 1962 sirve de marco a esta oscarizada road movie. Nadie entendió que no se concediera el mismo premio a la fantástica y pianística banda sonora de jazz compuesta por Kris Bowers, aunque para algunas piezas adaptara también a otros autores.

 

Mención aparte merecería la mítica escena de Pepe Isbert buscando a su nieto Chencho en “La gran familia”, o esa obra maestra de Luis García Berlanga titulada “Plácido”, en la que se plantea con la sociedad de aquella época una Nochebuena tan cómica como hipócrita. O dos películas sobre el Anticristo: “El día de la bestia” y “El fin de los días”, sobre las que podéis volver a leer aquí.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin