“Chicago”: Todo por la fama

Tiempo de lectura: 2 minutos

Pese a lo que podáis creer, los musicales no son mi género favorito. Para que uno me guste, ha de contener también una trama. Así que, cuando estrenaron “Chicago”, de Rob Marshall, me lo recomendaron porque cumplía esa condición. Y vaya si lo hacía. Me encontré en el cine con un argumento vigente 18 años después: Todo vale con tal de ser popular. Aunque me atrevería a afirmar que ese lema viene de lejos y hasta perdurará.

Además, la película es muy disfrutable. Partiendo de la música compuesta hace años por John Kander (“New York, New York”) para su estreno en Broadway, Danny Elfman – sobre quien puedes leer aquí – realizó una magnífica adaptación para la banda sonora.

Una morena y una rubia

Cuando se habla de dos mujeres con estas características, la morena suele ser menos ingenua que la rubia. “Chicago” no es una excepción, ni siquiera en la forma en que las protagonistas proyectan su voz. Renée Zellweger es Roxie Hart, una inocente cantante que sueña con convertirse en una gran estrella. Con un timbre muy suave (recuerda al de Marilyn Monroe) se fija en su admirada Velma Kelly (Catherine Zeta Jones), hasta el punto de acabar en la cárcel junto a ella, acusada también de asesinato.

La verdad es que Catherine está arrebatadora en todos los sentidos. Su presentación en sociedad en la película con el célebre “All that jazz” desprende una fuerza increíble.

No habrá segunda vez

Como sigue sucediendo en la actualidad en cuanto estalla una noticia bomba relacionada con el famoseo, siempre aparece alguien dispuesto a sacar tajada. En este caso, el abogado Billy Flynn (Richard Gere). Se presta a defender a Roxie porque sabe que el caso tendrá una gran repercusión mediática. ¿Os resulta familiar esto?

No obstante, la descripción musical que hace de sí mismo está a años luz de la de Velma, al menos en cuanto a la voz. El propio Richard Gere no quedó contento con el resultado y afirmó que nunca más volvería a trabajar en una película en la que tuviera que cantar.

El módulo

Mientras Flynn prepara su defensa, Roxie se halla internada en la prisión de mujeres en la que lleva la voz cantante Mama Morton (Queen Latifah). No sólo como guardiana más próxima a las presas, sino por el papel musical de la cómica afroamericana. Uno de sus números más destacados es el llamado “tango del módulo”, en el que cada presidiaria explica el motivo que la llevó a la cárcel. Este baile argentino es bastante recurrente en los musicales modernos. Como expliqué en su día, la canción “Roxanne” del grupo Police también fue fusionada con el tango para la película “Moulin Rouge”. Podéis recordarlo aquí.

Mama Morton es una secundaria importante en la trama, al igual que el pusilánime personaje interpretado por John C. Reilly, quien se autodenomina “Mister Cellophane” en referencia a su fragilidad y candidez.

 

Si no os atrae el género musical, pero al mismo tiempo os gustaría iniciaros en él, os recomiendo “Chicago” como una buena opción por su historia, coreografías y temas pegadizos. Además, podéis encontrarlo también en los teatros. No he visto esas obras, pero no creo que difieran mucho de la película puesto que respetan la composición original de John Kander.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin