El efecto Zimmer

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El periódico “La voz de Galicia” se ha hecho eco esta semana de una noticia curiosa. Un estudiante orensano de quince años ha aprendido a tocar el piano por sí mismo, a partir de su afición por la banda sonora de “Interstellar”, de Hans Zimmer. Comenzó a practicar sus melodías en diciembre, en el piano del salón de actos de su instituto. Tres meses después no sólo las ha dominado, sino que está preparando piezas de mayor dificultad.

Como en otros casos de músicos autodidactas, nuestro protagonista parece haber encontrado en el instrumento un modo de enfrentarse a su timidez. Además, sus profesores destacan el hecho de que el oído del chico esté tan desarrollado como para interpretar con exactitud sin haber leído antes una partitura.

Aquí podéis leer la noticia al completo.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin