Ellos se lo guisan y ellos se lo comen

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras citar unos cuantos nombres en mi artículo sobre autores de bandas sonoras que no se iniciaron dentro del mundo del cine (lo recuerdo aquí), prometí hablar acerca de otro colectivo muy interesante: El de los directores – compositores.

Son bastantes los ejemplos de cineastas que también han destacado en esta faceta. A continuación veremos algunos conocidos. Por orden alfabético:

Amenábar, Alejandro

Alabado por unos y criticado por otros como director, su oficio de músico convence más a todos. De hecho, ha compuesto incluso para otros colegas como José Luis Cuerda o Mateo Gil.

Quizá uno de sus trabajos excelsos sea este tema principal de “Los otros”.

Ese aire barroco no parece casual, contrastando luces y sombras en la línea de la película. Instrumentos de viento y cuerda se contraponen “jugando” con unas armonías muy peculiares y el apoyo del clavicémbalo. 

Carpenter, John

Uno de los grandes del terror moderno “fabrica” las bandas sonoras de sus propias películas (salvo excepciones, entre ellas la de Ennio Morricone para “La cosa”). No es de extrañar que incluso ofrezca conciertos como teclista. Material tiene para ello.

Puede que la más recordada sea la de “La noche de Halloween” – en mi repertorio -, pero esta interpretación de “La niebla” también inquieta lo suyo.

Chaplin, Charles

El rey del cine mudo lo era también de la música en él, hasta que tropezó con la demanda de José Padilla por el plagio de “La violetera” en “Luces de la ciudad”.

No obstante, Chaplin nos legó después bandas sonoras originales de títulos como “El gran dictador”, “Candilejas” o “Tiempos modernos”, cuyo tema más emblemático es “Smile”. Versionado por muchos artistas, fue incluido por John Barry en el tema principal del biopic sobre el propio Chaplin (que canto en el espectáculo).

Eastwood, Clint

Como actor interpretó canciones en varias de sus películas. Después, para las que dirigió se convirtió en coautor de muchas piezas (sobre todo junto a Lennie Niehaus). Cuando filmó “Mystic river” decidió que además podía encargarse de la banda sonora completa y hasta aceptar encargos de otros colegas.

Lo curioso es que el Clint Eastwood músico suele ser intimista, tal vez para no encasillarse siempre como un tipo duro. Incluso siendo pianista, se decanta a menudo por la guitarra.

Hopkins, Anthony

No se ha prodigado demasiado detrás de la cámara. Sólo dos películas – “Agosto” y “Slipstream” -, pero la banda sonora de ambas es suya.

Hopkins no es un monstruo como Hannibal Lecter, aunque comparte su melomanía. Ha grabado un disco de música clásica, en el que aparece una pieza muy bonita que popularizó André Rieu: “And the waltz goes on”.

Rodríguez, Robert

Sin ser un director-músico prolífico, podemos destacar sus bandas sonoras para la saga “Spy Kids”, “Sin City” o “Grindhouse” en colaboración con John Debney, Carl Thiel y Graeme Revell.

En solitario ha compuesto la de “El Mexicano”. Aunque todos recordamos a Antonio Banderas cantando el tema del Mariachi – escrito también por Rodríguez – en su primera entrega: “Desperado”.

Tykwer, Tom

Junto con sus inseparables Johnny Klimek y hasta hace poco Reinhold Heil, el director alemán es artífice de la banda sonora de su ópera prima “Corre, Lola, corre”, de algunas películas más en su Alemania natal (entre ellas “El perfume”, cuyo artículo puedes leer aquí) y de las de su salto al cine norteamericano (“The International”, “El atlas de las nubes”).

 

Y vosotros, ¿conocéis algún ejemplo más? Os invito a que participéis. Ya sabéis que cualquier aportación siempre es bienvenida en esta página.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin