“Final Fantasy”: Un descubrimiento más allá de los videojuegos

Tiempo de lectura: 3 minutos

 “Tienes que escribir artículos sobre bandas sonoras de videojuegos”. Al principio pensé que algunos bromeabais. Pero cuando fuisteis cada vez más los que lo sugeríais, me lo replanteé. Respecto a este género tan sólo incluyo en mi repertorio un arreglo sobre el Concierto para piano y orquesta nº 5 de J. S. Bach para la adaptación al cine de “Tomb Raider”. Es un campo ajeno a mi hábitat natural que no conozco como vosotros. Confieso que hace mucho tiempo que dejé de leer revistas especializadas, así que quizá el sector había evolucionado y merecía la pena investigar esos sonidos insertados en los videojuegos actuales.

Una ardua tarea

Comencé a buscar entre los títulos que me recomendabais. Todas sus músicas me parecían un poco típicas… hasta que me topé con “Final Fantasy”: Una saga con más de quince entregas, cada una de las cuales contenía muchos vídeos de larga duración que escuchar. Tantos, que me vi obligado a centrarme en una selección de 25 temas. Demasiados aún para escribir un artículo. Pero ésta no sería mi mayor sorpresa.

Un gran potencial musical

A medida que profundizaba en el tema descubrí que este videojuego se había llevado también al cine. Para unas cuantas películas de animación, pero ello significaba que habría una banda sonora para cada una. Aunque lo que me fascinó fue encontrar conciertos monográficos a cargo de orquestas sinfónicas en auditorios de prestigio. Incluso una pianista llamada Kara Comparetto había recopilado un repertorio sólo con música de “Final Fantasy”. ¿Sería una friki de la saga? Lo ignoro, pero la entiendo. El compositor japonés creador de los mejores temas, Nobuo Uematsu, es un genio. A continuación os mostraré por qué, a través de cinco muy variados, algunos de los cuales podéis localizar también en una colección titulada “Distant Worlds”.

  1. Opening – Bombing Mission (Final Fantasy VII)

Unos golpes de percusión tras la introducción dan paso a un tema más dinámico con reminiscencias a las mejores bandas sonoras de John Barry para las películas de James Bond. 

  1. Ultima (Final Fantasy XIV)

Aunque el tema completo es largo y algo repetitivo, no deja de sorprender su giro vocal. De una introducción polifónica solemne a un ritmo tribal que recuerda a la banda sonora de “Avatar” de James Horner a partir del minuto 1:19.

      3. Theme of Love (Final Fantasy IV) 

Un ligero esbozo del arpa y el acompañamiento del piano mediante acordes reiterados sostienen la melodía principal. Ésta es interpretada por los instrumentos de viento con un sonido más dulce. Más tarde se incorporan las cuerdas hasta desembocar en un fragmento más apasionado en el que ya interviene toda la orquesta.

     4. One-Winged Angel (Final Fantasy VII) 

Su comienzo evoca a la chirriante melodía de “Psicosis”, de Bernard Herrmann, para derivar en el tema instrumental y vocal. Los coros tienen después también algún paralelismo con otro clásico de terror: “La profecía”, de Jerry Goldsmith. Si podéis, escuchad este “One-Winged Angel” con guitarra eléctrica en la versión Advent children. Es más poderosa en sonido.

     5. Roses of May (Final Fantasy IX) 

Además de delicada, esta pieza es tan disfrutable en versión orquestal como en su adaptación para piano. Aquí tenéis la intérprete de la que os hablaba.

Estos son sólo pequeños ejemplos de una gran obra muy heterogénea en la que podréis hallar otras piezas de diferentes géneros, como las siguientes y muchas más:

  • Clásica: “Main theme” (varias ediciones)
  • Electrónica: “Prelude” (Final Fantasy VII)
  • Acción: “Battle 2” (Final Fantasy II); “Struggle for freedom” (Final Fantasy XII); Battle on the Big Bridge (Final Fantasy XV)
  • Tétrica y mística: “The extreme” (Final Fantasy VIII); “Memoro de la Stono” (Final Fantasy XI)
  • Española: “Vamo alla flamenco” (Final Fantasy IX)
  • Ópera: “Maria and Draco” (Final Fantasy VI)

Que un mismo autor sea capaz de acoplarse a tantos estilos con resultados de enorme calidad demuestra su talento como compositor. Por ello os invito a acercaros a la figura de Uematsu. Sobre todo si queréis escuchar bandas sonoras mientras realizáis tareas prolongadas. Cumplen muy bien como música de fondo.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin